6 razones por las cuales nuestra caldera sopla aire frío

Es invierno. Estamos dentro de casa y sentimos que la temperatura no es del todo agradable. Subimos el termostato para mitigar el frío pero descubrimos que nuestra caldera sopla aire frío.
¡Qué horrible!


Cuando hace frío, tener un sistema de calefacción que no funciona es una causa importante de preocupación. Existen varias razones que podrían ser la causa de este problema y no necesariamente significaría que debamos reemplazar el equipo.


A continuación presentaremos unas cuantas razones por las cuales una caldera emite aire frio.

 

6 razones por las cuales nuestra caldera sopla aire frío

1. La caldera no ha tenido tiempo de calentarse

Esta es una razón muy obvia que no siempre tenemos en cuenta. Si acabamos de subir la temperatura o si recién encendimos la caldera, es muy posible que necesite algo más de tiempo para calentarse y evitar que sople aire frío. Lo indicado es dejar que el sistema funcione durante 5-10 minutos para ver si el aire se calienta. Si ese resultó ser el inconveniente, la caldera pronto
estará enviando aire cálido por toda la casa. Si esto no sucede después de 10-12 minutos, entonces el problema será otro. Habrá que seguir investigando.

 

CALDERA

2. El termostato falla

Lo primero que debemos hacer es comprobar que las personas que viven con nosotros no estén ajustando el termostato. El nivel de confort de cada persona en cuanto a la temperatura interior puede variar, por lo que habría que asegurarse de que nadie esté bajando el termostato para enfriar las cosas o, en un intento de ahorrar dinero, bajando la temperatura.

Si ese paso está cubierto, deberíamos cerciorarnos de tener el termostato en la posición "Auto" en lugar de "On", posición en que la caldera funcionará continuamente, aunque no esté en el ciclo de calefacción. En ese caso, el aire frío estará fluyendo a través del sistema. Si este fuera el caso, habría que simplemente ajustar el termostato y colocarlo en “Auto”.

Ahora, si nuestro termostato funciona con pilas, debemos comprobar que no estén agotadas o muertas.
Si tenemos un termostato programable, asegurarse de que está correctamente programado.

 

 

TERMOSTATO

 

3. El piloto no enciende

Si la caldera de gas sopla aire frío, el problema podría estar en el sistema de encendido. En este caso, el equipo no está encendiendo el combustible, por lo que no puede calentar los ambientes.
Deberíamos verificar si el piloto está encendido. Si está apagado, podríamos probar lo siguiente:

  • Comprobar las instrucciones para encender el piloto de la caldera. Estas se encuentran en el propio aparato o en el manual de usuario correspondiente. Volver a encenderlo y esperar unos minutos. Si la llama se apaga, entonces no todo está bien y será necesario llamar a un técnico.
  • Si no podemos volver a encender el piloto, controlemos el suministro de gas asegurándonos de que la válvula de gas está conectada y abierta. Si lo está, es probable que el piloto esté sucio, en cuyo caso habrá que limpiarlo para asegurar un flujo de gas apropiado.

 

CALDERA

 

4. El disyuntor puede estar activado

Si tenemos una caldera eléctrica, un disyuntor que se dispara puede causar problemas impidiendo que el calor circule por las estancias; de hecho, el sistema puede dejar de funcionar. Comprobar si se ha disparado un disyuntor.

Incluso si la caldera es de gas, éstas normalmente tienen un arranque eléctrico que enciende el quemador de gas. Por lo tanto, si tenemos un disyuntor en casa, y este se ha disparado, la caldera puede permanecer encendida, pero el aire no podrá calentarse porque el quemador de gas no puede encenderse.

 

Diyuntor

 

5. Los conductos principales presentan problemas

Si los conductos de aire presentan agujeros o fugas, el aire frío de los distintos ambientes podría entrar por esos conductos y enfriar la casa. Como resultado, podría parecer que la calefacción no funciona. La mejor solución para esto es el sellado inmediato de conductos.

 

 conductos

 

6. Líneas de drenaje de condensado obstruidas

Las calderas más nuevas y de alta eficiencia cuentan con líneas de drenaje de condensado para eliminar el agua creada durante el proceso de calentamiento. Si estas líneas de drenaje se obstruyen casi siempre activarán un interruptor que está diseñado para evitar que los quemadores se enciendan. Observar este tema.


Por otro lado, no debemos olvidar que la purga de una caldera es una parte muy importante de cualquier programa de tratamiento de agua. El propósito de una purga de equipo es limitar la concentración de impurezas en el agua de la caldera. Cada marca de caldera hace referencia a la cantidad de purgas recomendadas para sus equipos.

 

caldera

Conclusión


Es siempre útil saber qué podría estar impulsando a nuestra caldera a soplar aire frío en vez de estar calentando los ambientes.
Sin embargo, si hemos probado todas las soluciones anteriores pero el frío sigue saliendo de los conductos de ventilación, la mejor opción será contactar con un experto de confianza para que eche un vistazo.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario