ENVÍOS GRATIS A BARCELONA Y MADRID

Caldera, termotanque o calentador: ¿Son lo mismo?

Cuando abres el grifo de agua caliente en tu casa y procedes a usarla para ducharte, lavar los platos o para lavar la ropa en la lavadora, ¿alguna vez te has puesto a pensar de dónde viene esa agua caliente? Seguramente, no. Suele suceder que sólo cuando surge algún problema tomamos conciencia de ello.
Es entonces cuando descubres qué es lo que tienes en tu casa. Podrá ser una caldera, termotanque o calentador.
Ahora, si bien todos ellos se parecen porque pueden ofrecerte agua caliente sanitaria (ACS) en tu hogar, es ahí donde se acabaron las similitudes.

 

Caldera, termotanque o calentador: ¿Cuáles son las diferencias?

La principal diferencia entre una caldera, un termo y un calentador de agua es el para qué. ¿Para qué se utilizan? Las calderas de hoy generan agua caliente tanto como para proporcionar calefacción central al hogar como para proporcionar agua caliente a los grifos (ACS). Los termotanques y los calentadores de agua sólo proporcionan agua caliente a los grifos (ACS), no proporcionan calefacción. El termotanque podría ser considerado un calentador de agua con tanque. Allí radica la diferencia entre un termo y un calentador sin tanque.
Vamos a desglosar las diferencias entre estos tres sistemas para que puedas entender de dónde obtenemos el agua caliente de nuestros hogares.

¿Qué es una caldera?

Las calderas existen desde hace mucho tiempo. Son las mismas que, antiguamente, alimentaban esos viejos radiadores que posiblemente aún recuerdes haber visto en las casas de tus abuelos.
Las calderas pueden enviar esa agua caliente o vapor a través de las tuberías que circulan por toda tu casa. Estas tuberías pueden conducir a radiadores o incluso a sistemas de calefacción por suelo radiante, lo que permite que la caldera actúe como sistema de calefacción para toda su casa.
Actualmente, el mercado ofrece calderas duales que, con un solo equipo, brindan calefacción por radiadores o suelo radiante y ACS para toda la casa.

¿Cómo funciona una caldera?

Este sistema calienta agua que luego se distribuye hacia la red de radiadores o sistema de suelo radiante, por un lado, y al sistema de ACS de toda la casa.
Las calderas funcionan con un termostato, como cualquier sistema de calefacción doméstico. Cuando el termostato detecta una caída de temperatura, se enciende la caldera. Cuando esa ACS se ha utilizado o ha realizado su circuito por el sistema de calefacción, regresando a la caldera nuevamente, se calienta una vez más y el proceso se repite.


Los distintos tipos de fuentes de combustibles que utilizan las calderas son, básicamente, el gas y la electricidad. De aquí se desprenden dos preguntas clave:

  • ¿Qué es más eficiente en zonas muy frías? Siempre es más eficiente la caldera a gas.
  • ¿Qué es más eficiente en términos de ahorro en la cuenta de energía? La caldera a gas aunque hay que tener presente que su instalación es más cara y requiere de mantenimiento.


Nota importante: Al momento de decidirte por la compra de tu caldera, tienes que saber qué potencia debe tener. Para ello, multiplica los metros de tu hogar por 115.

 

 

 

¿Qué es un termotanque?

Un termotanque es un calentador por acumulación.

¿Cómo funciona un termotanque?

El tanque se llena de agua que luego se calienta constantemente para mantener la temperatura. Lo bueno de este sistema es que siempre cuentas con ACS para suministrar a varios grifos a la vez. Podrás ducharte y usar la lavadora al mismo tiempo sin quedarte sin agua.

Lo malo de este sistema es que , una vez que se vacía el depósito de agua caliente, tendrás que esperar a que se caliente más agua antes de poder volver a utilizar el ACS.

¿Qué fuentes de combustible utilizan?

Gas, electricidad y energía solar. Al igual que los calentadores, los termotanques solo sirven para proveer ACS, no funcionan como equipos de calefacción.

Nota importante: Antes de definirte en la compra de un termo, ten presente que en cada ducha gastas unos 30 litros de agua. Elige un termo de dimensiones apropiadas.

 

Termotanque

¿Qué es un calentador de agua?

El calentador de agua es un artefacto con un nombre más que apropiado. Hace exactamente lo que dice: calienta el agua.

Los calentadores de agua están diseñados para suministrar agua caliente a toda tu casa. Cada vez que abres un grifo, el calentador de agua envía agua caliente a través de las tuberías a tu grifo para que puedas usarlo para lo que necesites. Por supuesto, hay varios tipos diferentes de calentadores de agua que calientan y envían el agua de manera un poco diferente, pero todos realizan la misma función básica.

Un calentador está diseñado específicamente para proporcionar agua caliente; no realiza otras funciones. Un calentador de agua no calentará tu casa, solo tu ACS.

¿Cómo funciona un calentador de agua?

Los calentadores de agua son artefactos muy simples que funcionan en base a una serpentina por donde pasa agua. Esta serpentina pasa por encima de fogones que se encargan de calentar el agua. Únicamente cuando se abren los grifos, se encienden los fuegos y es entonces cuando el agua caliente (ACS) comienza a circular. El suministro de agua caliente es inagotable.

El mayor inconveniente de los calentadores pequeños es que no alcanzan a producir suficiente agua caliente para proveer agua a grifos en simultáneo. Solo sirven para abastecer un grifo a la vez. En el caso que quieras ducharte mientras esta tu lavadora en funcionamiento, con seguridad te verás en situación de falta de agua.

En el caso de tener una casa grande, te conviene pensar en uno o dos calentadores para poder abastecerte de suficiente ACS.

Para que tengas una idea del consumo de agua en los hogares, una casa grande suele utilizar más de 321 litros al día; mientras que una casa más pequeña utiliza menos de 151 litros por día.

¿Qué combustible utilizan? Los calentadores funcionan a gas y a electricidad.

Los calentadores de agua, al igual que los termotanques, simplemente calientan el ACS; no sirven para proveer sistemas de calefacción.

Nota importante: Las capacidades más habituales de los calentadores suelen ser 5, 10 o 15 litros por minuto. Al momento de la compra, debes tener en cuenta el número de personas que viven en la casa y el número de grifos y puntos de consumo (baños, cocina y electrodomésticos).

Calefón a gas

 

Conclusión

Aunque caldera, termotanque o calentador de agua puedan parecer dispositivos similares, tienen propósitos bastante diferentes.

Los termotanques y calentadores de agua simplemente calientan agua para proporcionarte agua caliente donde la necesites: grifos, duchas, etc. Las calderas, en cambio, hacen circular agua caliente o vapor por tu vivienda para calentarla con radiadores o suelo radiante, además de proporcionarte agua caliente sanitaria, reemplazando así al calentador y al termotanque.

Si bien las calderas y los calentadores de agua funcionan muy bien, no son intercambiables. Asegúrate de elegir el dispositivo adecuado para tu hogar y tus necesidades.

 

Dejar un comentario