¿Cuándo es inviable instalar una unidad de climatización? (Parte I)

Los sistemas de climatización HVAC comerciales son un complejo conjunto de unidades de calefacción y refrigeración, interconectadas con una serie de conductos y rejillas de ventilación que requieren una cuidadosa planificación y diseño para ser lo más eficientes posible. Sin embargo, existen situaciones cuando es inviable instalar una unidad de climatización.

Si deseas y puedes instalar un nuevo sistema de aire acondicionado comercial -o HVAC-, hay un gran número de posibles diseños entre los que elegir, además de varios factores diferentes que hay que tener en cuenta en el proceso de diseño.

Entre aquellos factores que se deben contemplar se encuentran:

  • el espacio disponible en la propiedad
  • los requisitos de salud y seguridad
  • las posibles cargas de refrigeración
  • la eficiencia energética
  • los costes
  • y mucho más

Con tanto que contemplar, exploremos los principales factores a tener en cuenta al diseñar sistemas de climatización HVAC.

¿Cuáles son los factores más importantes a tener en cuenta en el diseño del sistema de aire acondicionado?

Si bien es posible instalar simplemente un sistema de aire acondicionado estándar en un local comercial y esperar lo mejor, este enfoque de la climatización nunca  producirá los resultados más eficientes desde el punto de vista energético y económico.

Los sistemas de aire acondicionado a medida ofrecen la oportunidad de tener en cuenta los principales factores en el proceso de diseño del aire acondicionado, lo que permite que un sistema comercial de HVAC esté totalmente optimizado para el espacio, la distribución y las operaciones de una empresa.

Durante el proceso de diseño del aire acondicionado, se tiene en cuenta una amplia gama de factores diferentes, pero los más importantes a considerar son:

1. El tipo de sistema de aire acondicionado
2. El tamaño del sistema y el espacio disponible
3. Los conductos y la ventilación
4. Las cargas de refrigeración
5. La eficiencia energética
6. Rentabilidad
7. Requisitos de salud y seguridad

Las distintas propiedades comerciales y tiendas tienen diferentes requisitos que debe cumplir un sistema de aire acondicionado, y ningún sistema de HVAC va a ser igual una vez que se haya diseñado para ser totalmente optimizado. Los diferentes sistemas incluyen una variedad de componentes, pero como norma, un sistema básico de HVAC incorpora calderas, unidades de aire acondicionado, fuentes de energía y respiraderos en el diseño.

Veamos estos factores principales con más detalle para comprender mejor las consideraciones de diseño que hay que tener en cuenta cuando es viable instalar una unidad de climatización.

1. Diferentes tipos de sistemas de aire acondicionado

Uno de los factores iniciales que hay que considerar en el proceso de diseño es el tipo de sistema de aire acondicionado que se va a instalar.
Todos los sistemas de climatización están diseñados para el mismo fin - regular la temperatura de un edificio- pero no todos están diseñados de la misma manera.

Hay varios tipos populares de sistemas de aire acondicionado, y cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Los distintos sistemas utilizan diferentes fuentes de energía, mientras que algunos ofrecen diseños más compactos que otros. Los sistemas más comunes son:

  • Sistemas divididos o Split
  • Sistemas híbridos
  • Sistemas empaquetados

1. Los sistemas divididos o Split

Los sistemas divididos son el tipo más popular de sistema de aire acondicionado que se puede instalar en una propiedad comercial. El término ¨split¨; se refiere al hecho de que un sistema split tiene dos componentes principales en su diseño: una unidad exterior y una unidad interior.

Estos sistemas suelen constar de una caldera que proporciona calor y una unidad de aire acondicionado tradicional que proporciona el elemento de refrigeración. Además, los sistemas divididos tradicionales están diseñados con una red de conductos y rejillas de ventilación para permitir que el calor o el aire frío circule eficazmente por el edificio. Los sistemas split sin conductos pueden instalarse sin necesidad de añadir conductos.

Los sistemas divididos tienen la ventaja de ser rentables, fácilmente adaptables y, cuando se optimizan, energéticamente eficientes.

 Sistema dividido o split

2. Los sistemas híbridos

Los sistemas híbridos son similares a los sistemas divididos, con la principal diferencia de que hay dos fuentes de calor entre las que elegir.
Un sistema híbrido dispone de una caldera tradicional y de una bomba de calor, lo que permite controlar mucho más el nivel de calefacción de un local comercial.

La bomba de calor hace las veces de extractor de calor, añadiendo el elemento de refrigeración al sistema HVAC. Los sistemas híbridos son eficientes desde el punto de vista energético y, como las temperaturas pueden ajustarse desde un termostato central, tendrá la posibilidad de controlar la calefacción del inmueble en mayor medida, reduciendo las facturas de energía y mejorando la calificación medioambiental del edificio.

Al igual que los sistemas divididos, los sistemas híbridos pueden diseñarse con una red de conductos y rejillas de ventilación para distribuir el calor de forma uniforme y eficaz por toda la propiedad comercial.

 

sistema hibrido

3. Los sistemas empaquetados

Los sistemas empaquetados son otra opción popular de sistema de aire acondicionado para empresas, ya que son rentables, relativamente fáciles de adaptar y muy compactos.

Los sistemas empaquetados son esencialmente un sistema de aire acondicionado todo en uno. En lugar de tener una unidad separada para la calefacción y la refrigeración, un sistema empaquetado tiene una unidad que proporciona ambos elementos de control de la temperatura.

Es un sistema fácil que puede caber incluso en los espacios más pequeños si es necesario, pero significa que, si algo va mal, todo el sistema se cae rápidamente.

 

sistema empaquetado

Dejar un comentario