¿Qué significa BTU en un aire acondicionado frío-calor?

Si nos encontramos en la búsqueda de un aire acondicionado frío-calor, es más que probable que nos hayamos topado con las letras BTU. Estas tres letras, en ese orden particular, tienen un significado crucial para el acondicionador de aire. Sin embargo, ¿qué significa exactamente BTU y por qué son tan importantes esas siglas?

¿Qué significa BTU?

BTU es un acrónimo en inglés. Significa Unidad Térmica Británica y es una forma de medición que mide la energía. Un BTU se refiere a la cantidad de energía que se requiere para aumentar la temperatura de una libra de agua en 1° F. Se utiliza con mayor frecuencia cuando se habla de unidades de calefacción y aire acondicionado.

 

BTU

 

¿Qué significa BTU en un aire acondicionado frío-calor?

Todos los acondicionadores de aire vienen con una clasificación de BTU que indica, esencialmente, la potencia de la unidad. La medida BTU se utiliza tanto en calderas como en acondicionadores de aire para referirse a la potencia. Dado que la BTU miden la cantidad de energía necesaria para calentar una libra de agua, este sistema de clasificación tiene mucho más sentido para las calderas de agua. Sin embargo, ¿qué significan para un acondicionador de aire?

En el caso de los acondicionadores de aire frío-calor, la BTU siguen funcionando como forma de medición. Cuando el AA está en función frío, extrayendo el calor del aire y haciendo circular el aire frío de nuevo, la BTU mide la cantidad de calor que se elimina en lugar de medir la cantidad de
calor que se añade al aire de nuestra casa. La BTU se refiere a la cantidad de energía utilizada para eliminar el calor del aire.

En un aire acondicionado en función calor el número de BTU se refiere a la situación inversa, es decir, a la potencia calorífica de la unidad en cuestión. Cuanto más alto sea el índice de BTU, más calor puede producir la unidad.

¿Cuántos BTU se necesitan?

Cuando elegimos un nuevo aparato de aire acondicionado para nuestra vivienda, es fundamental que su tamaño sea el correcto. Sin embargo, esto no significa que la unidad tenga que ajustarse a unas dimensiones específicas. Por el contrario, el equipo de aire adecuado será el que brinde la clasificación de BTU correcta, más allá de unos cuantos otros factores que contribuyen a asegurar que obtengamos el acondicionador de aire apropiado.

Lo primero que tenemos que saber antes de decidirnos por un equipo de aire de un BTU determinado es la superficie del ambiente que queremos calentar. La altura de los techos también es importante. Entonces, el cálculo para saber con cuántos BTU debemos contar es el siguiente:

 Volumen de la habitación:
longitud x ancho x alto = El resultado lo dividimos entre 2.

 

 A modo de ejemplo podemos referirnos a una habitación de estas dimensiones:
longitud 6m X ancho 5m X alto 2m = 60m / 2 = 30m.
El 30 significa que el AA deberá tener unos 30.000 BTU.

 

Pero no solo debemos tener muy presente las dimensiones de los ambientes. También la ubicación de nuestra casa influirá en la cantidad de BTU que se necesite. Las casas situadas en climas más fríos necesitarán más potencia que las situadas en climas más cálidos. Una vivienda extendida de gran tamaño necesitará más potencia que una compacta de dos plantas. Las casas de
ambientes abiertos también necesitarán más energía que las que tienen habitaciones más pequeñas y cerradas.

Además, el grado de aislamiento de la propiedad es importante. Si ésta no está bien aislada, perderá el aire caliente mucho más rápidamente. Como resultado, se necesitará más potencia para mantener el calor y para que la unidad no esté funcionando constantemente.

Otro factor a tener en cuenta es el número de ventanas que tiene nuestra vivienda. Las ventanas no ofrecen el mismo aislamiento que el aislamiento de paredes. Por lo tanto, si nuestra casa tiene varias ventanas grandes, es probable que se necesite más potencia. Es prudente saber que a las
ventanas podemos agregarles cortinas gruesas de aislación que evitarán que el calor del ambiente escape por rendijas que pudieran existir.

¿Más BTU significa mejor calefacción?

Hemos establecido que más BTU significa que el aire acondicionado es más potente. Sin embargo, esto no significa que debamos elegir automáticamente la unidad más grande que podamos encontrar.

En el caso de los acondicionadores de aire, más grande no significa necesariamente mejor. Si el equipo de aire es demasiado potente, calentará nuestra casa muy rápido. Aunque esto pueda parecer algo fantástico al principio, puede ser bastante malo. Si calienta demasiado rápido, y el
equipo no es tecnología inverter  ,significa que se encenderá y apagará más a menudo para mantener nuestros ambientes a la temperatura establecida. Esto significa que el aire acondicionado corre el riesgo de desgastarse y estropearse mucho antes de lo que podría haberse previsto.

¿Qué ocurre si no tiene suficientes BTU?

Por otro lado, tener un aire acondicionado con muy pocos BTU también es problemático. Sin suficiente potencia, el aire acondicionado estará constantemente funcionando para mantener la casa caliente. Esto no sólo hará que el equipo se desgaste mucho más rápido (resultando en un
reemplazo antes de lo que se podría haber anticipado), sino que también estaremos pagando más por las facturas de energía.

Conclusión

Cuando nos llega el momento de elegir un nuevo equipo de aire acondicionado, los BTU son un componente muy importante a tener en cuenta. Sin lugar a dudas, nosotros mismos podemos calcular el número necesario de BTU que se necesitan para climatizar nuestros ambientes, pero para obtener los mejores resultados, siempre es mejor consultar con un técnico especializado en
climatización.

Dejar un comentario