¿Por qué invertir en una caldera? Parte l

¿Por qué invertir en una caldera? Parte l

La caldera es la parte más importante de un sistema de calefacción central, ya que mantiene los radiadores y el suelo radiante en funcionamiento y calienta el agua de los grifos y las duchas.

Es importante saber por qué se compra una caldera, sobre todo porque las calderas tienen muchas ventajas sobre otros sistemas de calefacción del hogar.

Una de las mayores ventajas de tener una caldera instalada es la mejora de la calidad del aire. Como los sistemas de calderas ayudan a mantener la humedad en el aire, evitan que la piel se reseque y se agriete. Una caldera sin sistema de aire forzado es ideal para los hogares de personas alérgicas.

Las calderas de aire forzado calientan las casas soplando aire caliente por los conductos. Sin embargo, para algunas personas, este aire caliente que se sopla por toda la casa puede ser seco e incómodo.

Funcionamiento básico de las calderas

El agua calentada por una caldera se envía a toda la casa a través de radiadores o sistemas de calefacción por suelo radiante. Cuando el agua cierra el circuito, vuelve a la caldera como agua enfriada; allí se recalienta para volver a ser utilizada. Más allá de ser un sistema de calefacción, una caldera proporciona ACS para toda la casa.

¿Qué caldera es mejor, la de gas o la eléctrica?

A grandes rasgos, podría decirse que las calderas de gas suelen ser más potentes que las eléctricas, por lo que suelen ser una mejor opción para casas grandes, cubriendo fácilmente la demanda de calefacción y ACS.

Las calderas eléctricas, en cambio, son más seguras, más fáciles de mantener y muy eficaces para cubrir la demanda de calefacción central y agua caliente sanitaria de las casas y pisos pequeños.

Siendo realistas, las calderas de gas son una opción siempre que se disponga de suministro de red. Si no, la caldera eléctrica es sin duda una mejor opción.

Las calderas eléctricas se consideran una opción de calefacción con bajas emisiones de carbono, ya que no queman combustibles fósiles. En su lugar, funcionan con la electricidad de la red o con la electricidad producida en casa por sistemas de generación alternativos, como los paneles solares.

Estas son básicamente las principales diferencias entre las calderas eléctricas y las de gas.

Caldera eléctrica vs caldera de gas: Ventajas y desventajas

Una caldera de gas utiliza el gas natural (de red) como combustible para generar calor para el sistema de calefacción central y el agua caliente sanitaria de una casa. Los proveedores de energía suministran gas natural a demanda a las propiedades conectadas a la red nacional de gas, de modo que las calderas de gas y otros aparatos de gas pueden disponer de combustible cuando lo necesitan.

Incluso en estos momentos, el gas es más barato que la electricidad en España. Por lo tanto, no debería sorprender que las calderas de gas sean el sistema de calefacción más común en todo el país.

Por otro lado, una caldera eléctrica funciona con electricidad y no quema combustibles fósiles para generar calor. Son calderas eficientes para casas y pisos pequeños con poca demanda de calefacción y agua caliente. También son una alternativa viable para las viviendas desconectadas de la red de gas.

Las calderas eléctricas se consideran una alternativa más respetuosa con el medio ambiente que las de gas y gasóleo. Esto se debe principalmente a su mayor eficiencia y a que no liberan CO2 a la atmósfera, reduciendo así las emisiones de carbono.

No obstante, hay que tener en cuenta que las calderas eléctricas sólo consiguen un rendimiento de cero emisiones siempre que la energía que las alimenta provenga de fuentes renovables.

Si estás interesado en adquirir una caldera eléctrica o de gas, Climaideal  te ahorrará tiempo proporcionándote ofertas personalizadas.

Ventajas de las calderas eléctricas frente a las de gas

Tanto las calderas eléctricas como las calderas de gas tienen muchas ventajas relacionadas con los costes de funcionamiento, la potencia, la eficiencia, el mantenimiento, el impacto medioambiental, y otros. Como las calderas eléctricas no queman combustibles fósiles, pueden reducir la huella de carbono del hogar. Como se ha mencionado anteriormente, pueden alcanzar un rendimiento de emisiones realmente nulo si la electricidad que las alimenta procede de fuentes renovables. En este sentido, puede ser útil saber que la mayoría de las calderas eléctricas son compatibles con los sistemas de paneles solares.  (Parte VI)
  • El rendimiento de las calderas eléctricas suele ser del 99%, considerablemente superior al rango del 89%-95% de la mayoría de las calderas de condensación de alta eficiencia. Esto significa que la energía que gasta una caldera eléctrica siempre será la mínima posible.

  • Otra ventaja es que son una gran alternativa para los hogares desconectados de la red de gas, siempre que la vivienda no sea demasiado grande y no tenga una gran demanda de calefacción y agua caliente.

  • Una caldera eléctrica significa cero riesgo de fuga de monóxido de carbono. Las posibilidades de que se produzcan averías técnicas también son menores, ya que una caldera eléctrica tiene menos piezas móviles. Precisamente esta característica hace que las calderas eléctricas sean más fáciles de mantener. Tampoco requieren un mantenimiento anual.

  • Las calderas eléctricas también funcionan de forma muy silenciosa, casi en silencio. Además, son flexibles y probablemente más baratas de instalar, ya que son más pequeñas, compactas y no necesitan un conducto de humos

ventajas y desventajas caldera a gas y electrica

 ¿Por qué invertir en una caldera? Parte II

¿Por qué invertir en una caldera? Parte I, explica por qué contar con uno de estos artefactos es una propuesta interesante y también menciona cuáles son las ventajas de una caldera eléctrica frente a una caldera de gas. Sin embargo, no todas son ventajas. Aquí presentamos otra mirada, la de las desventajas.

Desventajas de las calderas eléctricas frente a las de gas

  • En el lado de los contras, los costes de funcionamiento de las calderas eléctricas pueden ser muy elevados, ya que la electricidad suele ser mucho más cara que el gas natural.

  • Además, aunque son excelentes para casas pequeñas o pisos de 1 dormitorio, no siempre se buscan para satisfacer las mayores demandas de calefacción y agua caliente de las propiedades más grandes. Sin embargo, hoy en día existen en el mercado de la climatización algunos modelos de calderas eléctricas adecuadas, grandes y potentes, para casas de 4 o 5 dormitorios.

  • También hay que tener en cuenta que una caldera eléctrica típica consume muchos amperios (A), por lo que, si un par de otros aparatos eléctricos están funcionando al mismo tiempo que la caldera, existe la posibilidad de que se fundan los fusibles. Hay que tener en cuenta que, aunque la mayoría de los sistemas eléctricos residenciales modernos tienen una capacidad total de muchos amperios, lo que evita complicaciones con los circuitos eléctricos de la casa, las cajas de fusibles más antiguas no tienen suficiente capacidad de amperios.

  • Aunque no es una desventaja de las calderas eléctricas en sí mismas, su potencial ecológico está condicionado por el tipo de fuente de energía utilizada para producir la electricidad que las alimenta. Como señalan fuentes del año 2019, los combustibles fósiles siguen siendo la mayor parte de la generación de electricidad en España. De acuerdo a datos de 2019, la energía primaria consumida en el país es principalmente de origen fósil: 1) petróleo (44,5%), 2) gas natural (24,5%), 3) renovables (14%) y 4) nuclear (12,10%). ​ Por otro lado, las fuentes de energía renovables, superan el 12 % de la energía útil consumida total

Ventajas de las calderas de gas frente a las calderas eléctricas

Estas son las ventajas de las calderas de gas que funcionan mediante la combustión de gas natural.

  • Las calderas de gas suelen ser más baratas que las eléctricas y existe una mayor variedad de modelos en el mercado.

  • La sustitución de una caldera de gas por otra de gas es sencilla y la opción más económica para las viviendas conectadas a la red de gas.

  • Como las calderas de gas suelen ser más potentes que las eléctricas, suelen ser la mejor opción para las casas grandes.

Desventajas de las calderas de gas frente a las calderas eléctricas

Las calderas de gas también tienen desventajas. A saber:

  • En primer lugar, queman gas natural (un combustible fósil) para calentar una vivienda u oficina. Aunque las calderas de gas domésticas modernas son mucho más eficientes que los modelos antiguos, siguen siendo uno de los principales responsables de las emisiones de CO2.
  • En segundo lugar, si una caldera de gas está defectuosa, puede haber riesgo de fuga de monóxido de carbono. El monóxido de carbono es un gas inodoro e incoloro que puede causar rápidamente daños cerebrales y, en algunos casos, la muerte.
  • En tercer lugar, las calderas de gas suelen tener más piezas móviles que pueden desgastarse. Por ello, se recomienda llevar a cabo tareas de mantenimiento anuales. Este trabajo tiene un coste, por supuesto.

Respuestas a las preguntas más frecuentes

  1. ¿Qué es mejor caldera de gas o eléctrica?

En los sistemas de calefacción el gas natural tiende a ser más eficaz y asequible que la electricidad.

  1. ¿Cuándo deja la caldera de gas ser una opción?

Si no hay acceso a la red de gas natural por estar en zonas aisladas o rurales.

  1. ¿Qué es más barato, las de gas o las eléctricas?

Aunque las calderas eléctricas son más eficientes y gastan menos combustible que las de gas, su funcionamiento es bastante caro. Calentar una casa con una caldera eléctrica probablemente hará que las facturas de energía suban.

  1. ¿Se puede utilizar la energía solar en las calderas eléctricas?

Alimentar una caldera eléctrica mediante un sistema de paneles solares es una buena manera de reducir las facturas de energía.

  1. ¿Qué es más barato, gas o electricidad?

La calefacción de gas es más barata que la eléctrica, lo que hace que las calderas de gas sean la opción más común para los propietarios de viviendas en España.

  1. ¿Las calderas de gas o eléctricas calientan mejor la casa?

Tanto las calderas eléctricas como las de gas son excelentes para calentar una casa. Sin embargo, su eficacia dependerá de la demanda de calefacción y agua caliente de su casa y de sus necesidades específicas.

  1. ¿Qué caldera es más potente, la de gas o la eléctrica?

Las calderas de gas suelen ser más potentes que las eléctricas. Así, pueden satisfacer mejor las mayores demandas de calefacción y agua caliente. Esto es especialmente relevante para las propiedades muy grandes, de 5 o más dormitorios y múltiples baños.

  1. ¿Qué caldera es menos contaminante?

Las calderas eléctricas no provocan emisiones de carbono en la medida que la energía que las alimenta proceda de fuentes renovables. También son más eficientes, por lo que no se desperdicia tanta energía como con una caldera de gas.

  1. ¿Tienen fecha de caducidad las calderas de gas?

En algunos países ya tienen al año 2025 como fecha límite.

      10. ¿Existen alternativas a las calderas?

Todas las opciones de calefacción con energía solar y aerotermia, por ejemplo.

       11.Coste de la instalación de calderas eléctricas y de gas

Hay varios factores que pueden influir, por ejemplo, el lugar de la casa donde el técnico instalará la caldera, el tamaño de la caldera y las tarifas del instalador (que suelen ser más altas en las grandes ciudades que en las zonas rurales).

En general, las calderas eléctricas suelen ser más baratas de instalar que las de gas. Como no necesitan conductos de humos ni de condensación para funcionar y pueden instalarse prácticamente en cualquier lugar, el proceso de instalación de las calderas eléctricas es muy rápido y sencillo.

 

Conclusión sobre calderas eléctricas y de gas

Hay muchas opciones de calderas eléctricas o de gas de diferentes fabricantes. Invitamos a los lectores a visitar nuestra tienda onliney descubrir las mejores líneas de calderas con envío gratuito en Madrid y Málaga.

 

 

 

 

Regresar al blog

Deja un comentario